miércoles, 16 de octubre de 2013

29

Cocina sin tonterías. Juan Eslava Galán-Diana Eslava

Hoy quería hablaros de Cocina sin tonterías un libro de recetas poco convencional y que fue el primer libro que estrenó mi nuevo lugar de residencia hace unos meses. Y es que cuando lo vi por primera vez y tratándose de quien lo había creado lo quería a él, inaugurar mi nuevo hogar cocinando algunas de sus recetas y tengo que decir que hasta el momento llevamos un idilio magnifico.




Título: Cocina Sin tonterías. 

Autor: Juan Eslava Galán-Diana Eslava

Editorial: Planeta.

Año: 2013

Genero: Recetario de cocinas

Páginas: 414 páginas

ISBN: 9788408052975

Precio: 19,90 euros






Sinopsis:

¿Le han servido alguna vez medio melocotón en almíbar bañado de mahonesa y con un langostino en el hueco?. ¿Ha comido alguna vez la deconstrucción de una tortilla de patatas en una copa alta, con una cucharilla larga?. ¿Ha degustado alguna vez ostras con aire de algarrobas (o viceversa), caviar falso de melón con aceituna líquida?. Si no acaba de acatar esas extravagancias de la cocina de laboratorio, y piensa que le están tomando el pelo (al tiempo que le sacan los cuartos), no dude en adquirir este libro, donde hallará las recetas de aquellos condumios  que le preparaba la abuela, la madre o la dilecta suegra; la cocina de toda la vida, sabrosa, barata y nutritiva. Diana Eslava se ha basado en los apuntes de su abuela Emilia para recopilar este recetario, en el que no faltan el cocido y la paella, la caldereta y el gazpacho, la sopa de ajo y la ropavieja, todo ello explicado con sencillez; y Juan Eslava Galán ha añadido el condimento humorístico de sus comentarios eruditos y desternillantes.
¡Buen provecho!

(sinopsis facilitada por la editorial)  


Autores:
Juan Eslava Galán
Juan Eslava Galán (Arjona, 1948), intentar explicar o venir a comentar hoy en día quien es este escritor es algo que nos podría llevar horas y horas dado sus peripecias, su trayectoria y desde luego su obra por ello y siendo este un libro de cocina nos dedicaremos un poco a ahondar en su relación con la cocina. Decir que no es de extrañar que Don Juan escriba un libro de esta índole porque no es el primero, ya que además de un gran aficionado a la cocina es un consumado gastrónomo.
Cuentan de él que es miembro fundador de la ONG Marmitones sin Fronteras y si indagamos entre sus obras hallaremos entre su repertorio culinario Tumbaollas y hambrientos. Los españoles comiendo y ayunando a través de la historia (1997), Las rutas del olivo en Jaén (1999), Las rutas del olivo en Andalucía (2001), La cocina en la ruta de los castillos y las batallas (2004), Las rutas de la gastronomía en Andalucía (2003) por citar sólo algunas de sus obras versadas en la materia.

Diana Eslava

Diana Eslava, licenciada en Derecho, paso su niñez en Roma con frecuentes viajes a España. Su amor por la cocina le viene alimentada por su padre con el que solía viajar realizando excursiones y viajes gastronómicos. Investiga guisos olvidados en antiguos recetarios sobre todo los de su abuela, experiencia que se puede ver reflejada en la página realizada a propósito del libro .
Cocina sin tonterias Una página que sin lugar a dudas os aconsejo que visitéis porque merece la pena y se podemos encontrar apartados muy interesantes.




Impresiones:

El recetario comienza con una introducción de Diana Eslava y de su padre explicándonos como se fraguo y nunca mejor dicho un libro como este. Un prologo que nos regala un suculento recuerdo a la gastronomía española de toda la vida para posteriormente darnos un pequeño tirón de orejas o más bien una advertencia, "ya no se sabe lo que se come" y sentencian  con razón..."nada es lo que parece" haciendo referencia a muchos de los productos que hoy en día consumimos y esto puede quedar ahí para la reflexión.

No se puede negar que es un libro que para mí, me ha resultado atípico ya que estoy acostumbrado a los típicos recetarios en los que en su interior clasifican las recetas y punto. En este con cada receta tanto Juan Eslava como su hija nos regalan historias ya sean de sus propias experiencias como de la vida en general, casi todas relacionadas con el plato o los ingredientes en cuestión que se toquen en esa página. Os puedo asegurar que muchas os resultarán muy interesantes porque son anécdotas que requieren de una fuente de estudios muy profundas y por descontado muchas nos robaran una sonrisa o se sumaran a nuestra culturilla general del populacho. Y es que estas historias de lo más variopinto nos llevarán desde Egipto a la Edad Media, pasando por la España del 600 y la alpargata con guiños a ciertos personajes famosos, harán que con su lectura compartidas por los autores nos acerquen a estos personajes a su lado más humano y menos divo de la mano de la gastronomía.

Mención especial antes de entrar más en materia es el diseño del libro, con una edición que le confiere la forma de recetario antiguo tanto por sus dibujos como por sus colores y ya viendo el interior y pasando sus páginas encontraremos un mundo de fotos y postales antiguas, las cuales me confeso el propio autor que formaban parte de su colección particular. Todo un placer añadido a las recetas deleitarse con ciertas postales anunciando los productos de nuestra niñez hoy extintos muchos de ellos o ver cierto producto o lata que aún hoy visitando la casa de mis abuelos en el pueblo anda escondido aún por alguna alacena.

Llegado el momento no sabes si lo que más te interesa son las recetas o las historias que cuentan porque me admira y me intriga saber de donde sacan semejantes anécdotas y leyendo y compartiendo en persona charla con Juan Eslava tengo que reconocer que sin lugar a dudas debe o deben ser ambos unos compañeros de tertulias magníficos

. Llegado a este punto, como habréis podido comprobar, las recetas de las que se nos habla en el libro son recetas de toda la vida, con ese toque mágico o variante que le daba nuestra abuela o nuestro tío y que son los que perduran de generación en generación y que se llevan con tanto orgullo.

Estructurado por partes según las recetas, Ensaladas, verduras y entremeses abren el menú, Sopas, potajes, pastas, arroces forman otro grupo al cual siguen los pescados y mariscos. Llegados estos al final nos topamos con las carnes y para salir del paso tenemos un apartado de huevos y tortillas. Como no podían faltan en los libros de recetas que se precien, nuestro apartado de postres pero aquí no acaba la cosa porque tenemos mención especial a las salsas de todo tipo y como prepararlas, los desayunos, los menús para celebraciones, un grandioso apartado de aquí no se tira nada que no se puede perder nadie, muy divertido a la par que práctico y por cierto Don Juan, "el albedo" lo comía mi padre de pequeño en sus tiempos de hambruna tras la guerra civil. Comulgando con el diablo tenemos el apartado de comida basura y para finalizar y poner el broche el fondo de despensa.

Un libro en el que cabe de todo hasta la crítica social con doble sentido y moralina, poniendo a cada uno en su sitio porque ay señor con la iglesia hemos topado y que vivan los chorizos a la sidra Don Juan.

Para mi ha sido un libro muy especial porque me ha traido muchos recuerdos de juventud o vivencias similares que en un principio no le das tanta importancia pero que me ha hecho dar cuenta que detrás de todo un comportamiento hay una ceremonia porque para confiarle un secreto, como usted, también voy de bar en bar pidiendo tapas de ensaladilla para encontrar una decente y poder decir de las mejores que he probado yo son las de tal o cual bar.

Y es que al final podemos llegar a convertir esta obra en un manual de historia de la cocina porque cuanta historia no hay detrás de unas simples patatas o de unas espinacas.

A mi por lo menos me han convencido casi hasta el punto de que llega a pensar uno que en comidas hechas cualquier tiempo pasado fue mejor y no las prisas de hoy ni la comida congelada.

"Vida eterna no hay, eso quitátelo de la cabeza, pero emplea tu vida como si fueras a ser inmortal"

Feria del libro de Sevilla 2013
Tengo que contaros un secreto, este libro me ha servido incluso para en mi fuero interno discutir imaginariamente con sus autores aunque espero que se echen unas risas conmigo cuando leas algunos de mis comentarios sobre sus escritos cuando se los haga llegar como por ejemplo y con todos mis respetos Don Juan y más aún para con su padre, las lentejas son divinas, fuente del refranero popular y a mi valgame la modestia me salen de vicio.
Del otro lado comparto una reflexión que en la cual yo no había caído hasta ahora y que me ha hecho temblar de preocupación. Tiene usted más razón que un santo cuando dice que hay que temer que los caracoles le gusten a todo el mundo porque los que los hemos comido toda la vida y llegadas las calores del sur los saboreamos allá por el mes de mayo íbamos a tener una difícil competencia en los bares.

A Diana le agradezco su anécdota de las habas porque mi familia en la casa del pueblo (Osuna) tenía  un huerto y pocos años nos hemos tirado los hermanos y primos desgranando habas en la cocina junto a la abuela o comiéndonos las más gordas a escondidas entre sus matas.

Felicitar a su hija por la prosa que gasta, me ha parecido estupenda a la hora de narrar pero claro de casta le viene al galgo y si le da por escribir como a su padre aquí tiene un seguidor más.

Como podréis comprobar no creo que queden dudas si os podría gustar este libro o dejarlo pasar, aquellos que saben de que hablo y se ven reconocidos tendrán curiosidad, otros que son menos cocinillas pues naturalmente no les atraerá tanto pero yo particularmente os invito a disfrutar con él.


Gracias a la editorial Planeta por la oportunidad de poder leer este libro



Quien soy

SEVILLA, ANDALUCIA
Un lector errante, con mil aficiones entre las que un buen libro es un refugio perfecto para devorar en el camino de la vida. Si quieres comentarme algo: elcapifer@gmail.com

Sigo a

Entradas popula.

Archivo