miércoles, 17 de octubre de 2012

34

La caída de los gigantes. Ken Follett





Título: La caída de los gigantes
Título original: Fall of giants 
Saga: The Century 1/3
Autor: Ken Follett
Genero: Novela histórica
Fecha: 2010
Editorial: Plaza & Janés 
Paginas: 1024
ISBN: 9788401337635







Tenía este libro en casa desde hacía algún tiempo fruto de un regalo (esas personas que saben que me encanta la novela histórica) pero no lo había leído por una sola razón, demasiado extenso para poderle dedicar toda mi atención (más de mil páginas) y demasiado voluminoso para poder llevarlo de un lado para otro.
Así que ha sido a raíz de que Plaza & Janes se ofreció a enviarme la segunda parte de la trilogía de Follett, el invierno del mundo cuando decidí animarme con él ya que aunque dicen que pueden leerse de manera independiente pienso que era de obligado cumplimiento y más teniendo la primera parte en mi poder.

Al final tengo que reconocer que me he quedado sin argumentos para una futura ocasión en la que piense que un libro de más de mil páginas puede ser motivo a la hora de no leerlo. Reconozco que he disfrutado mucho con él y cuando se disfruta tanto como lo he hecho yo, uno no se fija en el número de páginas.

Sinopsis:

La caída de los gigantes sumerge al lector en una historia cargada de épica. Ésta primera novela, que forma parte de una trilogía, sigue los destinos de cinco familias diferentes a lo largo y ancho del mundo. Desde América a Alemania, Rusia, Inglaterra y Gales, Follett sigue la evolución de sus personajes a través de la Primera Guerra Mundial, la Revolución Rusa y las primeras luchas por los derechos de la mujer.
Asesinato del archiduque Francisco Fernando

Como siempre, Follett pone un especial interés por su tierra natal, Gales, al comenzar con la historia de Billy Willians, un sencillo minero; en América encontramos a Gus Dewar, un estudiante de derecho con el corazón partido por un desengaño amoroso. En Rusia, dos hermanos huérfanos, Grigori y Lev se ven en medio de una revolución que trastoca sus vidas y acaba por separar sus caminos. Como nudo entre las historias encontramos a la hermana de Williams, quien trabaja en Inglaterra como ama de llaves de Lady Fitzherbert, enamorada de un espía alemán, Walter von Ulrich.

Poco a poco estos personajes irán encontrándose a medida que la inmensa maquinaria creada por Follett avance, tan deprisa y violenta como el principio del siglo XX en el que se ven inmersos. 


Creo que un libro con más de mil páginas y con un entramado como este, es absurdo realizar un argumento en esta reseña y creo que lo mejor es dejar plasmadas las impresiones que me ha dejado su lectura por ello con esta sinopsis sacada del libro es más que suficiente para que sepáis de que va el libro.



Autor:


Ken Follett
Ken Follett (5 de Junio de 1949),  nació en la ciudad donde "los dragones" antaño maravillaban con su rugby que no es otra que la ciudad de Cardiff (Gales). Licenciado en filosofía por la Universidad de Londres  ciudad a la que se traslado con su familia cuando tenía diez años.
Tras salir de la universidad, trabajo en un par de periódicos  el South Wales Echo de su ciudad natal y el Evening Standard aunque esa vida no le sedujo y cambió el periodismo por la edición trabajando como subdirector de la editorial Everest Book.
Su vena literaria le viene de su infancia ya que sus padres al ser cristianos devotos le tenían prohibido ir al cine y ver la tele motivo que aprovecho para leer mucho. Su primer éxito le vino a partir de su decimotercera novela La isla de las tormentas, que le hizo mundialmente famoso y tras la cual todas sus novelas han sido grandes éxitos convirtiéndolo en un récord de ventas, sus libros han vendido más de cien millones de ejemplares en todo el mundo.
Muy ligado al partido laborista, dado que conoció a su actual mujer, Barbara Follett, representante del parlamento, en las actividades que el partido laborista organizaba, sigue muy ligado a él, incluso recauda fondos para el partido. Como anécdota simpática comentaros que para relajarse suele asistir al teatro y tocar la guitarra con una banda llamada Damm Right I Got the Blues.


Impresiones:

Este el el primer volumen de la trilogía The Century la cual comenzó en el año 2010 y que supuestamente, el autor piensa sacar cada dos años. Este año se ha publicado El invierno del mundo la segunda parte y tendremos que esperar hasta dentro de dos años para que salga a la luz la tercera parte.

"El mundo cambia tan deprisa que es difícil seguirle el paso"
Con esta frase que encontramos en el libro podemos resumir la época que abarcan sus páginas, un periodo en el que todo parece evolucionar a pasos agigantados y como su propio nombre indica, es un tiempo en que los grandes gigantes caen, podemos ver claramente como surge con fuerza el liberalismo y la lucha de clases unido todo ello a una constante critica social o mejor dicho una fiel descripción de la realidad social, hoy en día caduca para nosotros pero que no deja de ser la vieja historia en la que los ricos no quieren perder sus privilegios y los pobres intentan con grandes esfuerzos conseguir unos derechos que se les niega por cuestión de nacimiento.

Comentaba  el autor que esta es la historia de sus abuelos, de nuestros abuelos y no lo pongo en duda ya que tras leer parte de la biografía del autor una vez leído el libro, me doy cuenta de muchos detalles, de como la familia de galeses protagonista, posee características de lo que vivió Follett en su juventud en el seno de su familia.
No he podido evitar recordar a su mujer y la pertenencia al partido laborista por parte de ella y de Follett en las partes del libro en la que se habla del hecho histórico en el que la mujer por fin consigue el derecho al voto en Inglaterra y a la constante lucha por los derechos de la mujer.


A lo largo del libro podremos comprobar lo absurdo de una guerra, como las decisiones orgullosas de unos pocos pueden llevar a la muerte a millones de seres, en periodo histórico en que los países y los territorios se repartían y se colonizaban por la fuerza como si fuera un juego. Todo ello magníficamente explicado a través de una serie de detalles que logra sin ningún tipo de problemas que el lector comprenda las circunstancias de la vida en aquellos momentos.

Estamos ante un libro dividido en tres partes, en la primera que hace las funciones de presentación, Follett nos presentara a los personajes y nos lo situara en en sus ambientes con todo lujo de detalles, veremos que ideales tienen, como viven y como es la sociedad en la que se mueven.
Poco a poco nos ira dando pinceladas de los acontecimientos que van ocurriendo en el mundo y que llevaran a los países europeos a entrar en el conflicto armado que supuso la I Guerra Mundial. Veremos en primera persona y de manos del autor la capitulación alemana en Versalles y tras ella comenzaremos la tercera parte de la novela que da paso al nuevo mundo en reconstrucción tras la guerra.

Lo primero que se me viene a la cabeza sobre este libro es que estamos ante un gran trabajo, un magnifico trabajo, tanto de documentación, como de relación y fabricación. Follett ha creado una trama entre personajes a los cuales ha colocado en una época difícil  pero a los que ha sabido darles una vida lo suficientemente creíble para que a la par que vamos disfrutando con sus situaciones, vamos comprendiendo la época que les toco vivir. Esto facilita en gran medida  que empaticemos de una forma casi total con la novela.No es raro que los que hemos leído esta novela pues escatimemos elogios con ella y por el contrario, palabras como increíble, fabulosa, todo un novelón acudan a nuestra cabeza si tenemos que recomendarla.

Si es verdad que tengo que reconocer he echado en falta saber más de algunos personajes a lo largo de la historia, pero de ser así el libro tal vez necesitaría dos mil páginas. Por contra algo que de nuevo vuelvo a ver  en las novelas de este autor es que no faltan sus escenas tórridas donde el sexo es protagonista en primera persona lo que le da más realismo aún a unas historias que ya son interesantes por si solas.

Algo que me ha llamado la atención (no se si es porque yo soy algo particular) es que la novela en todo momento logra reflejar como se ven las cosas desde el punto de vista de cada perspectiva y por supuesto que yo tomo partido por unos personajes más que por otros, pero Follett me presenta unas circunstancias y unos hechos, que si bien no disculpo a los personajes, no los culpo porque pienso que son fruto de la sociedad que les ha tocado vivir. Tengo que reconocer que mis favoritos son Ethel, Billy y Gus, tal vez porque están llenos de ideales y no tiene maldad por lo que he disfrutado enormemente de sus evoluciones a lo largo de todo el libro.

He leído comentarios en otros lugares que dicen que la novela nos les lleno lo suficiente, respeto su opinión pero no la comparto y no pienso que estén equivocados porque si es verdad que la historia sobre los hechos que ocurren en el libro no es enteramente original, no esta copiada, pero seguro que en otras novelas, películas  etc hemos visto situaciones parecidas aunque por separado (el trabajo que hace el autor para que los personajes se crucen al azar entre sus respectivas vidas es laborioso),  para mi gusto he leído libros que me han gustado más (y este ya de por si es magnifico), pero desde luego este ha logrado que viva codo con codo al lado de los personajes y gracias a una descripción detallada y realista de sus ropas haya podido visualizarlos claramente en todo momento, sus historias, sus injusticias y otras numerosas situaciones que hoy en día no tienen sitio en nuestra mentalidad.

Reconocer aquí públicamente que gracias ha este libro he aprendido mucho de una época en  la que en el devenir histórico de las naciones de su tiempo iban a sufrir unas transformaciones en el mapa físico y político que conllevaría a unos acontecimientos futuros m´ças importantes si caben aún y a casi la formación del mundo que hoy en día conocemos. De este modo aquellos que se acerquen a sus paginas encontraran una manera amena de aprender historia, veran como han avanzado nuestros derechos, disfrutaran con historias humanas contadas de manera magistral que demuestra como Ken Follett sigue siendo sinónimo de éxito por méritos propios.


Os dejo con una frase que aparece en el libro y que a mi me impacto mucho:

"El problema de tener un imperio es que la chusma de todo el mundo cree que forma parte de él".


Os dejo un vídeo con escena que no deberían de repetirse nunca pero que desgraciadamente, cambian los personajes y los lugares pero no las consecuencias. (abstenerse sensibles) 





Quien soy

SEVILLA, ANDALUCIA
Un lector errante, con mil aficiones entre las que un buen libro es un refugio perfecto para devorar en el camino de la vida. Si quieres comentarme algo: elcapifer@gmail.com

Sigo a

Entradas popula.

Archivo